6.7.09

Entre dos mundos

¿Qué tu mente alcanzará?
Esa mirada perdida,
ojos de tierra y de mar;
no se si lo entenderá
cuando esboza esa sonrisa
haciéndome emocionar.

Esa, tu estirpe, te adora,
eres centro de sus días,
estás recogiendo ahora
producto de tu semilla.

Sembraste amor y bondad,
la dulzura y simpatía,
hoy lo percibo en tu entorno
porque no te conocía.

Eres un ser especial,
tan ausente y desvalida,
aunque vivas en tu mundo

eres la luz de sus vidas.


Porque tu sonrisa
y tu mirada me
llegaron muy dentro.

5 comentarios:

mardelibertad dijo...

Entrelazadas letras , entrañable imagen llena de ternura.
Besos

sara dijo...

Bello poema, magnífica imagen.

Muchas gracias

Sara

DIAVOLO dijo...

Cuánta ternura desprendes, Paqui... enhorabuena.

Besos.

Sensaciones dijo...

sabes? pensé en mi madre...
gracias por tan bonitos versos

Un beso!!!

Calvarian dijo...

No siempre quien siembre recoge...Bonitos versos
Besix