7.4.09

Lluvia de flores

Eran pétalos de rosas
los que a sus pies se postraban,
como lindas mariposas
a su alrededor, volaban.

Rojas, rosas o amarillas
que por el aire flotaban,
iluminando su rostro
como princesa encantada.

Eran ¡vivas! de alegría
entre multitud escuchadas
y unos ojos misteriosos,
cómplices de sus miradas.

Eran manos temblorosas
que casi, el cielo tocaban,
deseosa de aventura,
sintiéndose enamorada.

Son recuerdos de una tarde
que hoy le resulta extraña
que reviviendo en su mente,
parece ser mas cercana.

5 comentarios:

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Bella melancolía. Un saludo desde el fin de los tiempos.

mardelibertad dijo...

bonita poesía de un aire primaveral
Besos

DIAVOLO dijo...

Nostalgia... a veces preciosa, a veces dura... pero al fin y al cabo, nadie estamos a salvo.

Bonito poema, Paqui! Besos.

Paqui dijo...

¡¡Hola!!

Antonio: Gracias por tu visita, espero que te gusten mis humildes poesías. Un saludito.

Mardelibertad: A mi, la primavera, me encanta, ojalá fuera todo el año. Nací en mayo.
Un beso.

Diavolo: La nostalgia es mi segunda piel.
Los recuerdo... La nostalgia... Se que a veces no sirven para nada, pero tengo la mala costumbre de mirar hacia atrás.
Un beso.

consuelo dijo...

Hola Paqui...
Los recuerdos nos transportan...por viejas sendas que forman parte de nustro mundo interior. No es nada facil dejar de recordar. A pesar de no comentarte, si te sigo. Me gustan tus poesías.
Un abrazo...