27.12.08

Para Mamaína

Mi ángel de la guarda
que fueras me gustaría,
y que me guiaras siempre
en mis noche y en mis días.

Pensé que serías eterna,
que jamás te marcharías,
con lo bien que lo pasabas
aquí a la vera mía.

Era un estudio pequeño
pero tenía confort,
sobre todo no faltaba,
ni en un rinconcito, amor.

Aquel amor que dio su fruto
que estuve a punto de perder,
pero con tu cuidado y cariño
nació Estrella, ya lo ves.

Dos semanas tuve que estar
sin moverme de la cama,
¡con cuanto amor me atendías!
Para que no me faltara nada.

En el hospital estuve
ingresada otros tres días
y en mi mente te recuerdo
allí a la vera mía.

Con nosotros, Mamaína,
sé que lo pasabas bien,
pero me quedó la pena
que nuestra última casa
no llegaste a ver.

Estuviste varias veces
a punto de venirte,
pero con casi 90 años,
tú al final te rendiste.

Tú que superaste siempre
con fortaleza tus penas,
pero con la voluntad de Dios,
con esa... no hay quien pueda.

Aunque tardaste en llegar,
ahora estarás con tus hijos,
los que jóvenes perdiste,
demás familia y marido.

Tengo una sensación extraña,
como si estuvieras aquí...
siento como tu mirada,
fija al verme escribir.

Aquella mirada dulce
que ahora tengo en mi mente
y aquel color de tu cara,
que lo recordaré siempre.

Te recuerdo en el 10-7
en un rincón de la terraza,
haciendo ganchillo al sol
y siempre puestas tus gafas.

Te ibas por el jardín
y en un banco te sentabas,
mientras hacías ganchillo,
Estrella en el césped jugaba.

Sacaste un día de tu bolso
un ovillo de hilo blanco,
lo deshilabas de un lado
y en el otro ibas hilando.

Me sorprendió lo que hacías
y me quedaba mirando,
y al final había unos billetes
(no me acuerdo muy bien cuantos),
que un tiempo atrás para mí
tú habías ido ahorrando.

Quiero recordarte siempre
en todo momento así,
haciendo el bien a la gente
y aquellas ganas de vivir.

Esta poesía, la más larga que ha escrito hasta el momento, la dedicó a su abuela materna, Mamaína (diminutivo de Mamá Catalina), poco tiempo después de "irse para siempre" en 1991. La presentó en el concurso del X Encuentro de Escuelas de adultos de la Marina Baixa, en el que obtuvo el segundo premio, el cual recogió acompañada de su orgullosa hija.

4 comentarios:

Encarnacion dijo...

Esto es muy bonito me alegro que la des esta sorpresa,de ti puede esperar esto mas un beso tu suegra encarni

CALVARIAN dijo...

Directa y sencilla, con sentimiento y corazón. Debió ser una gran persona.

Felicidades a la autora por escribirla y por el premio.

BlueMoon dijo...

Pues sí, era una gran persona...
Según vaya publicando más poesías os daréis cuenta de cuáles son las primeras y cuáles las últimas escritas; las de ahora están más "elaboradas".
Gracias por vuestros comentarios.

Lucia dijo...

si como siempre ella estaba haciendo punto y ganchillo lo recuerdo como si fuera ayer y yo era paqueñita