6.10.10

A MI TÍA ISABEL


Hoy recuerdo con ternura
los años de mi niñez,
a los seis tan pequeñitos,
tus cuidados, tía Isabel.

Parece que te estoy viendo
tan flacucha, tan delgada,
y lo contentos que estábamos
cuando con nosotros estabas.

Aunque no lo creas, tía,
siempre te agradeceré
aquellos años felices,
los años de mi niñez.

Nunca te lo dije a ti
y lo pienso muchas veces,
jamás te lo agradecí
como tú te lo mereces.

Aunque mis padres quisieran,
no podían hacer nada,
los mejores reyes de todos,
de los titos y tuyos estaban.

A mis cuarenta y cuatro años,
hoy sentada en mi terraza,
estaba pensando en ti
y quería darte las gracias.

***25-8-1996***

5 comentarios:

Panchu dijo...

Es de buen nacida ser agradecida.¡Que recuerdos!Si lo leyera ahora le dará animos,besos

Paqui dijo...

Panchu:
Sí, ahora le vendría bien leerla, sería una bocanada de ánimos.
¡Cómo cambian las cosas! Ya me gustaría compartir estos momentos con vosotros.
Un beso

Gabriel dijo...

Todo lo bueno se acava, pero sigue vivo en nuestros recuerdos.. Me he hecho seguidor de tu blog. pasate por el mio y si quieres hazte seguidora!

Besos!

BlueMoon dijo...

Hola Panchu y Paqui:
Lo mismo que decís vosotras pensé yo al colgar la poesía...
Besos.

Hola Gabriel:
Aquí la "webmaster" del blog de Paqui, ya la he hecho seguidora tuya.
Gracias por tu visita.
Salu2.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Paqui:

Qué bonita es la vida cuando somos agradecidos.

Abrazos.