27.9.09

Ansiada libertad

En tremenda agonía despertó
esa mujer que nunca fue amada,
tomó su decisión desesperada,
a preguntas tan profundas contestó.

Entre aquella incertidumbre amaneció,
en sutil y amarga madrugada,
esa libertad tan ansiada,
tras años de violencia y alcohol.

Un café que en veneno se volvió,
una llave que abierta se dejaba
para ese ruin que nunca cambió:

gas que lentamente liberaba,
funesto desenlace, le alivió;

hoy una nueva vida empezaba.

7 comentarios:

DIAVOLO dijo...

O sea... que lo "gaseó"...

Queridas Paqui y Bluemoon, un beso a cada una!!!

sara dijo...

Ay...precioso, Paqui.

Me encanta lo que escribes!!

Besitos y abrazos

Sara

Sensaciones dijo...

me alegro de que al fin empezara su nueva vida!! me gustó leerte

Un beso!!

mardelibertad dijo...

Me aegro que apartase lo malo y comenzar una nueva vida, le costara pero saldra hacia adelnte
Besos

HADALUNA dijo...

Nunca es tarde para comenzar de nuevo.

Besitos dulces.

Soñadora dijo...

Impresionante el relato. Lástima que muchas veces las situaciones obligan a tomar medidas extremas.
Besitos,

Panchu dijo...

Nunca es tarde,hasta pronto