21.1.09

Un segundo

Su primera sonrisa,
su primer diente,
sus primeros pasos,
el aferrarse con fuerza a tu dedo
sintiendo que eres su protección,
todo... y ¡tantas otras cosas!
que no llegaste a conocer
porque para ti fue mas fácil
cortar con todo aquello,
en un sólo segundo.

1 comentario:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Paqui...

Triste y amarga realidad.

Hay personas así y siguen siendo así, como si nada.

Total desamor y desprecio hacia el preciado don de la vida.

Un abrazo.